¿Cómo tratan los síncopes los cardiólogos en Zapopan?

Se habla de un síncope cuando se presenta la pérdida repentina y transitoria del conocimiento por la disminución del flujo sanguíneo, y por tanto la pérdida de oxigenación cerebral. Un gran número de consultas médicas de urgencia y de atención primaria de cardiólogos en Zapopan se debe a síncopes, y su tratamiento varía según la causa y las características de la pérdida de conciencia. Existe una extensa variedad de síncopes clasificados a partir de distintos criterios, pero en general se diferencian tres: el vasovagal, el de origen cardíaco y el neuronal, y en esta ocasión hablaremos a grandes rasgos de sus características, de cómo se diagnostican y de su posible tratamiento.

El síncope se origina por la reducción transitoria del flujo sanguíneo cerebral al tronco cerebral y al sistema reticular activador, es decir, a las partes del cerebro que se encargan de controlar la consciencia corporal. El nombre técnico para esta reducción del flujo de la sangre es perfusión cerebral y puede ser consecuencia de trastornos metabólicos graves, de actividad convulsiva, de alteraciones psicológicas, como respuesta a una situación muy estresante o por enfermedades cardíacas, pero en la mayoría de los casos los síncopes no son de origen cardíaco.

Los síncopes no cardiacos reciben comúnmente el nombre de síncopes vasovagales o vasopresores. Estos son provocados por hipotensión, bradicardia y vasodilatación inadecuada de venas y arterias, ello como resultado de respuesta a ciertos estímulos que reducen el retorno de la sangre por las venas. Para compensar esta reducción, el organismo provoca taquicardia refleja que contrae de manera intensa los ventrículos y la vasoconstricción. Los síntomas de un síncope vasovagal incluyen náuseas, piel pálida, aturdimiento, visión de túnel, visión borrosa, sensación de calor, sudor frío y bostezos, y puede producirse en situaciones como toser, deglutir, al defecar, al miccionar, al hacer ejercicio, por consumo de drogas, o por hipersensibilidad del seno carotideo.

Por otra parte, el síncope de origen cardíaco se asocia a arritmias y a la obstrucción del gasto cardíaco. Este tipo de síncopes usualmente aparecen como consecuencia de esfuerzos físicos, en especial en personas que presentan estenosis aórtica, miocardiopatía hipertrófica, mixoma de aurícula izquierda, estenosis mitral, hipertensión pulmonar y válvulas protésicas o bien, taponamiento cardíaco, aunque esta es una causa menos frecuente. Los síncopes de origen cardíaco, a diferencia de los vasovagales, no presentan síntomas como mareos o sudor frío, sino que se dan de manera repentina, por lo que no hay manera de anticiparse a él, pero al igual que los de origen no cardíaco regularmente tienen una recuperación espontánea.

Para el diagnóstico de los síncopes, es necesario consultar cardiólogos en Zapopan quienes a partir de la historia clínica del paciente y de una exploración física completa, con pruebas específicas, como electrocardiogramas, pueden determinar las causas de los síncopes. El especialista valorará además las situaciones bajo las que se ha presentado el síncope, como cambios de posición, esfuerzos físicos, o bien, si el paciente presenta alguna enfermedad cardíaca o la pérdida de conciencia puede haberse desencadenado por el uso de ciertos fármacos. La exploración física para el diagnóstico de síncopes se enfoca al sistema cardiovascular, en específico la presión sanguínea y el pulso en diferentes posiciones, el monitoreo de la presión arterial y la evaluación de soplos para encontrar otros problemas como hipertrofias, estenosis aórtica o prolapso de la válvula mitral.

El especialista además explora las arterias carótidas para detectar ruidos, y puede realizar un masaje carotideo para diagnosticar hipersensibilidad del seno. Además de esta exploración física completa se indica hacer una electrocardiografía, estudios electrofisiológicos, la prueba de la mesa basculante en pacientes que no presentan enfermedades cardíacas, estudios de laboratorio y una valoración psiquiátrica. En algunos casos también se pueden solicitar pruebas como radiografías de cráneo, gammagrafías cerebrales con isótopos radiactivos, una punción lumbar, una angiografía cerebral y una tomografía computarizada si se sospecha que el síncope puede ser causado por convulsiones o por una hemorragia subdural.

Para el tratamiento de los síncopes es fundamental determinar la causa que lo originan, razón por la que se tiene que consultar a un especialista con experiencia en la atención de este tipo de padecimientos. El tratamiento más sencillo para evitar síncopes en pacientes jóvenes de origen no cardíaco es evitar situaciones estresantes que desencadenan la pérdida de conciencia y en los casos en que se presentan estos episodios de manera recurrente se puede recomendar el uso de betabloqueantes, parches transdérmicos o la colocación de marcapasos.

En los pacientes ancianos, donde es común que los síncopes se den por hipotensión ortostática por los cambios de posición, medidas como elevar la posición de la cama o realizar los movimientos de manera más lenta, así como mantener una buena hidratación, pueden ayudar a evitar este tipo de episodios, así como reducir el uso de fármacos, si es que se ha detectado su acción como factor desencadenante. En este punto conviene mencionar que algunos episodios de pérdida de conciencia pueden estar asociados con alteraciones neurológicas, y para su tratamiento el uso de monitorización con electrocardiografía y administración de fármacos para evitar arritmias puede ser necesario, ya que en estos casos los síncopes no presentan síntomas premonitorios.

Como ya mencionamos, algunos síncopes se presentan en situaciones como toser, defecar, miccionar, o por síncope del seno carotideo y los especialistas recomiendan para evitar este tipo de episodios es evitar el uso de ropa ajustada en el área del cuello para no comprimir el seno carotideo, así como abandonar algunos hábitos, como el consumo de tabaco. Algunos episodios se asocian con probabilidades de enfermedades cerebrovasculares, por ejemplo, aquellos en los que durante las pruebas diagnóstica se encontró la presencia de ruidos carotideos y déficit focal, y para tener un diagnóstico más preciso se sugiere hacer pruebas complementarias como una ecografía carotidea y el tratamiento estará enfocado a atender, si es que se confirma su presencia, la enfermedad cerebrovascular.

En el Centro del Ritmo Cardiaco contamos con un equipo de cardiólogos en Zapopan altamente especializados y con amplia experiencia en el tratamiento de síncopes. Si han padecido episodios de pérdida de conciencia les recomendamos que se pongan en contacto con nosotros para agendar una cita y uno de nuestros médicos se encargará del diagnóstico para comenzar con el tratamiento, para nosotros será un placer atenderlos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *