Arritmólogo.


Cómo es diagnosticada y tratada una fibrilación auricular por un arritmologo.


En publicaciones anteriores en el blog de El Centro del Ritmo Cardíaco, hablamos de lo que es una fibrilación auricular, presentamos sus síntomas, posibles causas y describimos las complicaciones que pueden derivarse de una falta de tratamiento. Como lo prometimos anteriormente, en esta ocasión hablaremos del diagnóstico de esta condición por parte de un especialista arritmólogo y de los tratamientos disponibles en la actualidad para restaurar la frecuencia cardíaca normal del corazón, o para tener un control sobre las fibrilaciones auriculares, de modo que se logren reducir los riesgos de accidentes cerebrovasculares e insuficiencias cardíacas, siendo estas las complicaciones más frecuentes que acompañan a una fibrilación.

como-es-diagnosticada-y-tratada-una-fibrilacion-auricular-por-un-arritmologo

Antes de comenzar a hablar de cómo se lleva a cabo el diagnóstico de una fibrilación auricular y de su tratamiento, conviene recordar que las fibrilaciones son consideradas una de las taquicardias más comunes, y que se caracterizan por una frecuencia cardíaca acelerada e irregular, ocasionada por alteraciones en la coordinación del bombeo de sangre entre las aurículas y ventrículos del corazón. Se identifica la existencia de diferentes tipos de fibrilaciones, y algunas de ellas pueden ser ocasionales, desapareciendo por sí solas sin la necesidad de un tratamiento especial, mientras que otras sí necesitan ser tratadas para restaurar el ritmo cardíaco normal, o bien, para controlar la frecuencia cardíaca en aquellos casos en que el ritmo normal del corazón no puede ser reestablecido. Cuando se identifican síntomas como palpitaciones, mareos, fatiga, dificultades para respirar y una sensación de opresión en el pecho, conviene consultar a un especialista arritmólogo para que a través de una serie de pruebas y exámenes diagnósticos logre identificar qué está ocasionando el problema.

En el consultorio médico, para un diagnóstico de fibrilación auricular, el especialista recaba información de la historia clínica y lleva a cabo una exploración física además de evaluar los signos y síntomas que se presentan. Como complemento puede solicitar además un electrocardiograma, el uso de un monitor Holter para registrar la actividad cardíaca por periodos prolongados; el uso de un grabador de episodios, que es un dispositivo portátil de electrocardiografía que puede usarse por semanas o meses, un ecocardiograma, análisis de sangre para descartar problemas de tiroides u otras alteraciones metabólicas, una radiografía de tórax para analizar el estado del corazón y los pulmones y una prueba de esfuerzo. Con estas pruebas y exámenes, el especialista puede identificar las causas que ocasionan la taquicardia y confirmar el diagnóstico de una fibrilación auricular para determinar el tipo de tratamiento que resulte más adecuado.

En todo caso, el tratamiento médico para una fibrilación auricular es personalizado, y depende tanto de los síntomas que se han manifestado, el tiempo que se ha padecido la fibrilación y los factores que la han originado. En términos generales, los objetivos del tratamiento para las fibrilaciones son controlar la frecuencia cardíaca o restablecer el ritmo normal del corazón, prevenir la formación de coágulos sanguíneos y reducir los riesgos de accidentes cerebrovasculares.

El tipo de tratamiento indicado depende además de si existen otros problemas de salud, sean o no del corazón, así como de las preferencias del paciente, ya que algunas técnicas pueden ser invasivas. En primer lugar, para restablecer el ritmo cardíaco normal se emplea un procedimiento llamado cardioversión, el que puede llevarse a cabo eléctricamente o con el uso de fármacos. Por un lado, la cardioversión eléctrica consiste en la aplicación de un choque eléctrico mediante parches o paletas sobre el pecho, ello para detener la actividad del corazón momentáneamente esperando que, cuando comience a latir otra vez presente un ritmo normal. Mientras tanto, en la cardioversión con medicamentos se recetan antiarrítmicos para restaurar el ritmo normal, los que pueden ser suministrados vía oral o intravenosa. Cabe mencionar que en algunos casos, antes de una cardioversión eléctrica, se emplean medicamentos como una ayuda adicional para lograr restaurar el ritmo del corazón.

Como ya mencionamos, otro de los objetivos de un tratamiento de fibrilación auricular es el de mantener un ritmo cardíaco normal. Las técnicas para lograrlo se implementan usualmente después de una cardioversión, e incluye el uso de medicamentos. Es importante consultar con el especialista el tipo de efectos secundarios que estos medicamentos pueden tener, así como su eficiencia en estado de reposo y en actividad, al igual que las recomendaciones adicionales para reducir los riesgos de los que ya hemos hablado. Además de estas técnicas conservadoras puede sugerirse una cirugía, en específico cuando se identifica que las taquicardias son ocasionadas por la presencia de un tejido cardíaco que afecta la adecuada comunicación eléctrica en el corazón. Las opciones quirúrgicas incluyen la ablación con catéter, el procedimiento quirúrgico de laberinto, que es una cirugía a corazón abierto, y la ablación del nodo auriculoventricular. En el caso de la prevención de coágulos sanguíneos, se emplean medicamentos anticoagulantes o un procedimiento conocido como el cierre del apéndice auricular izquierdo, en el que con ayuda de un catéter se coloca un dispositivo para cerrar la aurícula izquierda, que es donde más frecuentemente se forman los coágulos ocasionados por una fibrilación auricular.

Parte de los tratamientos de una fibrilación auricular es adoptar un estilo de vida más saludable, como seguir una dieta equilibrada, realizar actividades físicas de manera regular, atender otros padecimientos que incrementan los riesgos de alteraciones en el funcionamiento del corazón, como la diabetes, el sobrepeso, la hipertensión y un nivel de colesterol alto; además se recomienda eliminar o limitar el consumo de tabaco y estimulantes como la cafeína y el alcohol. Es de gran importancia que una vez realizado el tratamiento se le dé un seguimiento continuo a la fibrilación, y para ello se tiene que visitar de manera periódica al especialista para que él recabe información sobre los síntomas y signos que se han manifestado, y en caso de ser necesario, recomiende otro tipo de tratamiento que pueda ofrecer mejores resultados.

Les recordamos que en El Centro del Ritmo Cardíaco contamos con un equipo de especialistas en el tratamiento de taquicardias y otras alteraciones que afectan el funcionamiento del corazón. Si buscan un arritmólogo con amplia experiencia, dispuesto a ofrecer atención de primera categoría, no duden en ponerse en contacto con nosotros para agendar una cita, con gusto los atenderemos.